dron dgt

Ya es una realidad, que los drones con los que llevaban tiempo vigilando las carreteras españolas ya pueden poner multas.

Hasta ahora, sólo una de las regiones de España cuenta con varios drones capaces de poner multas. Se trata de Canarias, la primera comunidad autónoma en dar este paso.

De todos los drones con los que cuenta la DGT en este momento los dos que tiene Canarias son los único que ya están poniendo, multas.Uno se encuentra en Tenerife y el otro opera en Gran Canarias, ambos equipados con una cámara cuyo precio oscila entre los 5.000 y 8.000 euros.

Este equipo es capaz de grabar a los conductores y detectar cuando no llevan el cinturón puesto, si no respetan la distancia de seguridad o si ha realizado un adelantamiento peligroso.

Además servirán para grabar accidentes y gracias a su cámara cenital esclarecer las causas que lo provocaron. Sin embargo, aún no están preparados para medir la velocidad a la que circulamos por lo que no podrán poner multas si graban a un vehículo superando la velocidad permitida.

El jefe provincial de tráfico de Santa Cruz de Tenerife asegura que durante los días que ya han estado operando con ellos, al verlos, los conductores han mejorado la forma de conducir y se han reducido las infracciones en esas zonas, por lo que podrían ser un buen método para reducir el número de accidentes.

En breve, se irá ampliando este método de vigilancia a otras Comunidades Autónomas, lo importante para los ciudadanos es que sepan que si ven un dron sobrevolar la zona, sepan que ya pueden poner multas por ejemplo de 200 euros y quitarnos tres puntos del carnet de conducir si nos pillan usando el móvil al volante