Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Zidane y los drones del Real Madrid

Zidane para un entrenamiento porque un drone les espiaba

Zinedine Zidane se cogió un enfado monumental y paró el entrenamiento del pasado sábado cuando un dron sobrevoló durante varios minutos las instalaciones de Valdebebas en las que el Real Madrid preparaba el partido ante el Sevilla. La normativa prohíbe que estas aeronaves sobrevolar zonas urbanas, especialmente las cercanas a los aeropuertos, y establece multas de hasta 225.000 euros

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, se encontró con una sorpresa, inesperada y desagradable, en el entrenamiento del pasado sábado, el último antes de medirse al Sevilla en el Bernabéu. Mientras el entrenador francés dirigía la sesión de entrenamiento observó, igual que varios de sus jugadores, cómo un dron sobrevolaba a baja altura el campo de entrenamiento.

A Zidane no le hizo ni pizca de gracia que la pequeña aeronave estuviera quién sabe si espiando, quién sabe si sólo cotilleando, lo que el Real Madrid estaba ensayando sobre el césped de Valdebebas. “Zizou se cogió un cabreo monumental”, dice uno de los jugadores del equipo blanco, que también observó al dron sobrevolar el campo madridista.

La realidad es que los drones se han convertido en una moda muy peligrosa, sobre todo porque muchas de las personas que los adquieren se creen que están manejando un juguete, como si fuera un coche teledirigido que vuela, en lugar de una aeronave.

¿Qué dice la ley sobre el uso de drones?

Al ver que cada vez es más común el uso de este tipo de dispositivos con fines deportivos o de recreo, desde la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), un organismo que depende del Ministerio de Fomento, publicó el verano pasado una serie de recomendaciones para convencer a la gente de que “los drones no son juguetes, son aeronaves”. Esto es lo que recomiendan las autoridades a la hora de hacer volar un dron:

· Siempre tenerlo a la vista y no superar los 120 metros de altura.
· Saber volar con seguridad.
· Sólo volar drones en zonas adecuadas para ello: zonas de vuelo de aeromodelismo o zonas despobladas.
· Los daños que cause el dron son responsabilidad de quien lo maneja.

Normas de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Igualmente, la AESA recuerda varias cosas que NO se pueden hacer con uno de estos dispositivos voladores y que podrían causar multas de hasta 225.000 euros:

· No se pueden volar en zonas urbanas.
· No se pueden volar sobre aglomeraciones de gente: parques, playas, conciertos…
· No se pueden volar de noche.
· No se pueden volar cerca de aeropuertos u otras zonas donde se realicen vuelos con otras aeronaves a baja altura.
· No se puede poner en peligro a terceros.

Dicho de otro modo, nadie puede volvar dron como le dé la gana, ya que existen varias leyes relacionadas con la navegación y seguridad aérea que hay que cumplir al ser estos dispositivos considerados aeronaves, según la definición de la Unión Europea. Es decir, igual que un avión no puede entrar en espacio aéreo controlado sin autorización, un dron tampoco puede.

Quien estuviera sobrevolando un dron en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas no sólo estaba violando la privacidad de una instalación privada, propiedad del Real Madrid, sino que estabaincumpliendo peligrosamente la normativa, al estar situadas las instalaciones del equipo madridista muy próximas al Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez.